Leer

XVII

Flota
     da vueltas en el aire.
Mide esferas
     rectángulos
esquemas.
     Quiebra
las soledades
     flirtea.
Camina
     con la luna.
Piensa
     que no es pensado.

XVIII

Como crema espesa
hirviendo en una cacerola,
pretendo saber qué o quién sostiene
la cuchara de madera.
Esa que revuelve
mis tiempos
mis horarios
mis dudas
     que mezcla mi vida
mi mundo
mi universo.
Torbellinos furiosos genero
con mi espátula
en la salsa picante
que será tu alimento.

XVIIII / Vínculo perfecto (receta)

Tome dos seres
Mézclelos a diestra
y siniestra.
Sazone con abundante
      pasión
     y encanto.
Vierta suavemente
      en sábanas
      mullidas.
Coloque en sus cabezas
ocho partes de amantes
   y dos
    de amigos.
Cocine a fuego lento.
¡Cuidado!
Que no se arrebaten.
Sepárelos a tiempo
y vuelva a unirlos
cuando tengan ganas.

XX

Ellos me escuchaban
a cambio de cenizas.
Yo me quemaba
en cada palabra.

Entre ellos y yo,
un abismo.
Profundo, insalvable.
Cada llama
se extinguía en la caída.
El viento
les acercaba polvo.

Insistente,
buscando comprensión,
amplío las metáforas.
Una nube de polvo
comienza a separarnos.
Siento perder la calma,
ya apenas si nos vemos.
Estancados en significados,
giran sobre sí mismos.
El humo nos ahoga.

Una voz me susurró al oído.

–¡Cierra el pico!

Me dijo.

-¡Cierra el pico!

Obedecí.